domingo, 18 de septiembre de 2016

16 años de Klownklusiones en la Universitat Internacional de la Pau - UNIPAU





La Universitat Internacional de la Pau (UNIPAU) nació en el año 1984 con el objetivo de crear condiciones y facilitar las herramientas necesarias para la formación, debate, reflexión  e intercambio de opiniones sobre conflictos y construcción de paz. Se pone en marcha por iniciativa de Frederic Roda y el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel. Su actividad principal es el Curso de Verano en Sant Cugat del Vallés. Es una semana intensiva (durante el mes de julio) de conferencias y debates con reconocidos ponentes, profesores y expertos en los temas tratados y con gran participación de público.

Tras 15 años de increíble y rica labor los cursos de verano se  paralizan durante dos años motivado por la falta de financiación y la reducción de la participación. Un nuevo equipo liderado por Neus Sotomayor, contando con la continuidad de Arcadi Oliveres, y con personas como Alvar Roda, Jose María Perceval o Ignasi Salvat entre otros muchos, arrancan una segunda etapa de la Unipau. En el nuevo equipo también se encontraba German Llerena quien propone que los cursos de verano cuenten con Klownklusiones (klownklusiones o clownclusiones según la lengua). Aplaudo el riesgo tomado entonces por el resto del equipo y así es como llego yo a empezar a trabajar y colaborar con la Unipau. Cada día al mediodía tras la sesión matutina de conferencias Koloko, mi payaso, empezó a salir a improvisar.


Aunque cuando lo ven en el programa muchos piensan que lo de "clownclusiones" es una errata, debo explicar que es un invento de allá por el año 1983, de la compañía teatral francesa BATACLOWN y Albert-Bernard Mangin, conocidas en ese país como Clownanalyse. Se trata de dinamizar con humor las sesiones densas, polémicas -a menudo inevitablemente graves- de coloquios, congresos, seminarios, reuniones empresariales o institucionales... El payaso improvisa sobre lo escuchado y ocurrido en el evento con el fin también de poner en cuestión los temas debatidos, mostrar fallas o prejuicios ocultos, de expresar las emociones latentes, dar relieve a las relaciones profundas, nombrar lo silenciado y en fin, como payasos, delirar a mentido sobre lo banal, lo irrelevante y aquello que a veces parece nimio pero puede ser si embargo muy importante Es un trabajo muy profesional realizado a través del humor, de la inocencia, del absurdo y de la poesía del payaso. (Definición parafraseando a Virginia Imaz, mi maestra como payaso y klownklusionista)



Alison Wicks, 2006: Occupational Science: Generating an International Perspective 



Aquel primer año mi participación fue un poco para mí, como unas más, como cualquier otro congreso al que iba a hacer klownklusiones. Cómo saber qué estaba comenzando, hasta dónde me llevaría, cuánto aprendería de mí, de mi payaso y de nuestro mundo... y cuántos amigos haría. Por no quedar, del primer año no hay ni fotos ni vídeos de mi trabajo. Es una foto del 2002 el más antiguo documento gráfico que he encontrado y conservo, de cuando volví a la Unipau y todo empezó a ser mucho más familiar.



Aunque alguien pudiera pensar lo contrario el volver y volver a mi me lo ponía más difícil. Muchos ya me conocían, y me esperaban, con altas expectativas. La calidad de los ponentes y la profundidad de los temas era y ha seguido siendo siempre altísima. Y así con mucho respeto a mi trabajo e intentando no bajar la calidad me obsesioné con sorprender. Los años 2004 y 2005 me vine acompañado de Jule García, o lo que es lo mismo de su payasa, Danzaju.






video

Éste no es sólo el video de klownklusiones en la Unipau más antiguo que conservo, recoge una de esas anécdotas antológicas que aun hoy se comenta y recuerda.

Tras 5 años plantee que no quería estar cada año allí porque sí, por costumbre y si hacia falta cerrar el circulo estaba dispuesto. pero no, ya era considerado una parte de la Unipau, se habían estrechado las relaciones y había respeto a mi trabajo y a las opiniones de mi payaso. Incluso las klownklusiones aparecían en un panel de presentación de la Unipau.


En el 2006 aun intenté sorprender, se estrenó en nuevo traje de Koloko, y 3 días diferentes vinieron tres amigos para hacer klownklusiones conmigo: Sergi Estebanell, Núria Esterri y Lindes Farre.





A partir de aquí me relaje y me dejé fluir. Las ediciones de la Unipau se siguieron llenando de cosas importantes para mí: hice amigos entre la organización, ponentes y participantes, aprendí mucho y fui consiguiendo algunas grandes improvisaciones que no olvidaré.










Y así llegó el 2010... el fatal año en que no pude ir porque me habían invitado como coordinador de un grupo de trabajo en el 7º Congreso Mundial de Teatro Educación que se celebró en Belem, Brasil. Fue extraño no estar, pero sucedieron cosas bonitas. La Unipau cumplía 25 años y se editó un libro en el que se me dedico un par de páginas...





... y aquella edición contó con la presencia una vez más del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, buenísima persona con quién había compartido horas en la fila de atrás tomando apuntes durante las conferencias en otras ediciones. Y el tuvo este gesto que me conmovió:


video

A partir del retorno me he sentido cada vez más como uno más de la Unipau, y con pena de vivir tan lejos y no poder colaborar más estrechamente todo el año. Aun así en estos años también se han pedido textos y seminarios desde la Unipau que me han permitido compartir un poco más de mi.



Ahora ya las últimas ediciones se trasmiten en directo por la web, y quedan. Y con ellas las klownklusiones. 
Para quien quiera verme, o para quién quiera escuchar interesantísimas charlas. Y para ir cerrando dejo aquí algunas fotos de estos últimos años.












Y por cerrar de alguna forma os dejo el vídeo de la última actuación en la Unipau. En este link podéis ver la conferencia anterior a cargo de Arcadi Oliveres, las conclusiones oficiales de la edición XXXI de la Unipau (2016) a cargo de José Ángel Ruiz Jiménez y después están las klownklusiones de Koloko.




La Unipau... 16 años de klownklusiones, pero también 16 años de aprendizaje como ciudadano, como persona y como payaso, y 16 años haciendo amigos y disfrutándolos.


No hay comentarios: